Muy pronto se cumplen 25 años de vida en nuestra querida TransNatur Norte y no podemos dejar de asombrarnos de la rapidez con la que ha pasado el tiempo.

Mi hija, María Lopetegui tiene también 25 años. Ella nació nació con TransNatur y a lo largo de su vida, ha crecido junto a ella.  Juntas se han forjado una trayectoria en la que han podido compartir muchos valores e innumerables experiencias.

Forma pues, parte de mi historia laboral y por ello dedico una mención especial a estos dos hitos que han marcado mi vida.

TransNatur absorbió mi tiempo, todo aquel que resté a mi hija María. Todo un tiempo que no recuperaré pero que estoy seguro de que ella sabe que han sido años bien dedicados. Consecuentemente y en relación al factor humano, su madre Junkal, siempre estuvo a su lado renunciando a muchas cosas con el fin de que ella fuera feliz y yo pudiera ocuparme de mis labores en la empresa y desarrollarme profesionalmente.

Estas imágenes son mi sentido homenaje a ambas. Junkal ya no está con nosotros, una grave enfermedad se la llevó pero María está conmigo y juntos seguimos construyendo la historia de una vida ligada a esta gran empresa, TransNatur.

Mi hija, una maravillosa mujer a la que quiero homenajear justamente porque en silencio, año tras año me ha visto trabajar. Recuerdo con gran cariño varios veranos en los que nos ayudó en distintos departamentos siempre con una actitud que me llena de orgullo. Hoy, aún con su propio proyecto de vida y un escenario laboral increíble, le debo un reconocimiento especial y de manera pública porque María, eres mi ángel.

Estas imágenes destacan mi presencia en Galicia, junto a María, conmemorando esta fecha mágica […]